Terapia de Vidas Pasadas (TVP)

 

La TVP es una de mis pasiones con resultados maravillosos. Creo totalmente en esta técnica pues también he pasado por el proceso de recibirla en mí muchas veces y cambió de una forma determinante mi manera de ver la vida tanto física como emocionalmente.

 

 

 

Ya desde la antigüedad se habla sobre las vidas pasadas, sobre todo en la literatura india y China, es algo menos común en occidente, pero estoy convencida de que casi todas habéis oído hablar de Brian Weiss, médico y psiquiatra estadounidense, que ya por los años cincuenta, empezó a investigar sobre las vidas pasadas, revolucionando por aquella época la psiquiatría y todo lo concerniente a la terapia emocional.

 

En la actualidad muchos terapeutas la practicamos con unos resultados sorprendentes, hay diferentes formas de hacerlo, según las enseñanzas de diferentes maestros.

 

 

¿Cómo es una regresión?

 

Siempre tiene que haber un motivo de consulta (no valen las curiosidades), la técnica nos acerca a trabajar con el alma de la persona y profundizar mediante sensaciones físicas lo que está pasando a nivel profundo. Para mí es importante que la persona sepa que está en un estado alterado de conciencia, porque trabajamos con el alma. En todo momento se está consciente de los que está pasando, es muy importante vivenciar conscientemente el proceso para hacernos responsables de él.

 

Lo importante es revivir el síntoma y volver a la experiencia original, donde parte de nuestra “alma o energía” se quedó  atrapada. Es un trabajo de “recuperación de alma” por lo que no es necesario creer en vidas pasadas.

 

El trabajo se va ha hacer igualmente, además de ser esta vida, nacimiento y embarazo el origen de muchos de los problemas, enfermedades, miedos o fobias que se manifiestas en la vida actual.

 

 

¿Qué se trabaja en una sesión?

 

 

Podemos trabajar cualquier enfermedad o desequilibrio físico y emocional, fobias, miedos, adicciones, problemas de embarazo y parto, problemas con nuestros hijos, fallecimientos de seres queridos, problemas de pareja, problemas de imagen, etc.…

 

 

¿Quién puede recibir esta terapia?

 

 

Abierta a todos los públicos que quieran profundizar y sanar su vida. En el caso de los niños es posible hacer el trabajo con algunas peculiaridades a tratar con los padres, pero es posible.

 

 

Me da miedo… ¡

 

Esta frase la escucho con mucha frecuencia al hablar de TVP, pero no es posible quedarse en otra vida ni que pase nada de todo eso que nuestra mente imagina; es un proceso bellísimo y tremendamente sanador, en el que el alma de la persona trabaja a nivel profundo para sanar, estando acompañado y apoyado en todo momento por el terapeuta que lo cuida y lo sostiene a cada paso. Es una toma de conciencia muy potente de nuestras vidas y nos ayuda a descubrir cómo nos afectan cosas que no están en el consciente. El alma es muy sabia, para ella el tiempo no existe (recordemos que el tiempo es una invención del ser humano), por lo tanto podemos estar “vivenciando” asuntos del pasado y situaciones de otras vidas  como si fueran ahora y estar “reviviendo” constantemente asuntos que no podemos “explicar” tanto con nosotros mismos, como con los demás…